Suscripción

30 octubre 2013

LOS BORBONES, DEL CARREFOUR A LA DISCOTECA


Revuelo informativo alrededor de Zarzuela. La infanta Cristina y Urdangarin retan al populacho y aparcan su exilio en Ginebra para asistir al enlace de Pablo Lara y Anna Brufau, retoños del presidente del Grupo Planeta y de un directivo de Indra respectivamente. Con una sonrisa de oreja a oreja y con el brilli brilli elevado a la máxima potencia, la pareja evitó el foco en la entrada principal del Pabellón Italiano de Montjuic, pero no consiguió desviar la atención en el interior del recinto. En el banquete compartieron espacio con los mayores representantes del poder empresarial y político del país, aunque algunos de ellos prefirieron mirar hacia otro lado y no saludar a los duques. Todo lo contrario sucedió con Artur Mas y esposa, la Ministra de Fomento, Ana Pastor, y los responsables del diario La Razón, que les hicieron un hueco en la mesa y conversaron animadamente a lo largo de la jornada. Tan sólo unas horas después, el gesto de Cristina cambia al hacerse pública la última prueba que la acercaría de nuevo a la imputación; una supuesta maniobra de autoalquiler de su propio palacete en Pedralbes a Aizoon, la sociedad de la discordia. Imputaciones y desimputaciones que caldean aún más el ambiente palaciego, pero del que desconecta su cuñada cada vez que pone un pie en el asfalto. Letizia se mostró más entusiasmada que en años anteriores en los Premios Príncipe de Asturias y causó furor a golpe de melena y con un arsenal de Varelas a medida en la maleta. Una edición donde los príncipes reafirmaron su amor en público prodigándose miradas cómplices y sin soltarse de la manita, acallando así rumores de crisis y parraques maritales. Ortiz aprovechó la estancia en su tierra para relajarse entre antiguos compañeros de colegio. Según aseguran algunos testigos, se zampó una considerable ración de callos y rabo de toro, y con el estómago lleno, se perdió en la noche ovetense con inhibidores de frecuencia en el bolsillo con el firme propósito de eludir las cámaras de seguridad. Fuera de agenda oficial, la princesa continúa con sus quehaceres de plebeya en Madrid; si hace unas semanas colapsaba los probadores de Mango, en los últimos días se dejaba caer por un Carrefour de Majadahonda. Con cuatro escoltas que hicieron las veces de carrito, Ortiz renovó el armario de sus niñas a precio de saldo. Leotardos, pijamas, ropa interior y una larga lista de adquisiciones que por el módico precio de ciento cincuenta euros, apoquinó con Visa (y sin tarjeta de puntos) en la misma caja que el resto de los mortales. Quién sabe si alguno de los souvenires caerá en manos de su sobrino más célebre, Felipe Juan Froilán. El primogénito de Marichalar y la infanta Elena va camino de convertirse en el próximo Harry de Inglaterra y copa portadas por méritos propios. Alumno de diversificación, peligro público escopeta en mano y amante de los pinchos morunos, el nieto mayor de los reyes se inicia en las discotecas ´light´ y ya se mensajea con un par de adolescentes que le hacen tilín. Una etapa de efervescencia hormonal que trae de cabeza a sus progenitores y que sería motivo de diferentes desencuentros entre ellos. Mientras la infanta lo ata en corto y vigila de cerca sus entradas y salidas, el exyerno pegado a una pashmina defiende una educación más abierta y dispersa que incluye tardes de toros y merendolas con las Natys. A todo esto, Don Juan Carlos permanece impasible y trastabillando la canción de José Alfredo Jiménez ´Pero sigo siendo el Rey…´. ¿Corinna? Hoy le doy el día libre.

@Varietes_alvaro

21 comentarios:

  1. QUE FUERTE, YO ESTOY EN LA COLA DE LA CAJA Y SE PONE DETRAS MIO LA PRINCESA Y ME RESULTARIA MUY INCOMODO. NO TENGO MUY CLARO POR QUE HACE ESO, NECESIDAD NO TIENE, NU SEEE.....QUE INCOGNITA POR DIOR

    ResponderEliminar
  2. Necesidad no tiene desde luego pero, no dejan de ser mortales como el resto ...

    ResponderEliminar
  3. Esta tía es fata y no se a que juega y los ladrones de sus cuñados no tienen vergüenza, encima vienen con todo el morro, con la que esta cayendo y estos nunca se conforman! Un beso.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Mientras ella estaba en el Carrefour, ¿habría aprovechado él para hacer una escapadita "modélica" al norte de Europa a esas zonas septentrionales que parecer ser que nunca le han dejado de gustar? Y ella...¡comiendo pipas!

    Álvaro, me ha encantado como siempre tu artículo ¡Excelente!

    Beso de casildacasi.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. Desde luego lo de hacer la compra en el carrefour yo creo que es más marketing que otra cosa, que necesidad de ir ella a comprar al carrefour u armar un revuelo.

    Besos

    http://rinconcreacion.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Seguro que a partir del dia de compras en el carrefour subieron las ventas, todos a comprar al carrefour !!!!! Jajaja
    GraNde Álvaro !!

    Abrazos

    http://www.thetrendysurfer.com/

    ResponderEliminar
  7. Qué tontería ir a hacer la compra ella allí, opino que es marketing, no necesidad ni ganas de comportarse como todos además sabe de sobra que van a verla y comentar lo que compro y no compró, que es en definitiva lo que ella quería.No me gusta nada esta mujer, ha cambiado mucho y respecto a los "ladrones"es bochornoso.
    Muy bueno, como siempre Álvaro.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Que raro no?? Yo los veo alii y me da un patatus! ;)


    Besos



    http://yosivoyalamoda.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Hola Alvaro,
    Letizia sabe muy bien que hacer para centrar o desviar la atención de los medios. No nos olvidemos de su brillante carrera periodística que abandonó por la Corona, que más parece un chiringuito financiero de dudosa reputación. Que compre donde quiera. Me parece muchísimo peor la estafa de Cristina. Muy buena crónica Alvaro, como siempre. Besos, Ana

    ResponderEliminar
  10. Álvaro lo que me he reído con tu post de hoy, eres estupendo!!!! Lo de "exyerno pegado a una pashmina" ja ja ja me ha encantado, es cierto que es un poco exagerado este hombre con el tema de la moda y las pashminas, y lo del Carrefour que decir, pues supongo o que es marketing o es un intento de la princesa de parecer una mujer de "a pie" como el resto de las mortales, pero para bien o para mal, el día que se casó con el príncipe dejó de serlo, supongo que con el tiempo se irá cansando de que su vida sea distinta de lo que parecía que iba a ser antes de conocer al príncipe y el cambio que iba a dar con su matrimonio, y esto pues creo que será un intento de parecer "normal" pero lo cierto es que no lo es y con estas cosas solo hace que hace darle la razón al Peñafiel que siempre se cebó con ella.


    Besos


    http://ginger-maquillajealos50.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. jajajajajajajajajjaa, ¡cómo me río al leerte!

    Besos rojos por doquier ;))

    ResponderEliminar
  12. Hola muy buenos días, pues un olé por ella que se presta a ir a comprar como cualquier persona de a pie, me encantan tus crónicas Álvaro y el toque picaresco de ellas.
    ¿Tienes planes para este puente? Yo espero descansar y retomar fuerzas. Un besazo fuerte.

    ResponderEliminar
  13. me he leído los 3 ultimos, que tenía "trabajo" acumulado, como siempre mejor que cualquier revista del corazón y mas económico jejje un beso desde http://vistemelentoquetengoprisa.blogspot.com.es/ y gracias por hacernos sonreír!

    ResponderEliminar
  14. Jajajajaja eres genial!!! pero quien te cuenta tanto chisme...los callos jajaja me parto si es q eres genial!!! un besote
    www.ponteturopa.com

    ResponderEliminar
  15. La señora Cristina de Borbón y su señor esposo me parece una pareja de sinvergüenzas totales que se están riendo en la cara de todos los españoles y los cuales se han liado la manta a la cabeza y no les importa nada. Debería cortarse un poco en sus apariciones...es mi opinión. Bss, Álvaro:)

    ResponderEliminar
  16. Los duques (porque son duques todavía? mejor ladrones) deberían retirarse de la vida pública y pasar una temporada entre rejas que es lo que nos pasaría a cualquiera de nosotros si robásemos una barra de pan, que vergüenza de país.

    ResponderEliminar
  17. Que fuerte todo! ;)

    blythelifestyle.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. yo pienso que es mas marketing que otra cosa... pero seria muy raro verla en la cola comprando unas lechugas jaajaja
    nuevo post
    deverdemanzana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. Pues menuda propaganda le ha echo la señora,jaaaaaaaa me la encuentro y le pregunto si me dejar pasar con el pan, jaaaaaaaaaaaaaaaa....buenísimo, un bsazo

    ResponderEliminar
  20. Seria un punto verla en la cola :-)

    ResponderEliminar
  21. ¡Pero mira que estoy perdida últimamente! Aquí me tienes poniéndome al día. Lo que más gracias me hace de todo es el "pequeño" Froilán. ¡Menuda pieza! Claro que no diremos nada que al que escupe para el cielo....

    www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

    ResponderEliminar